viernes, 25 de noviembre de 2016

Jonnad Owlan

  Hola.
  Jonnad Owlan es uno más de los varios proyectos musicales de música electrónica bastante pedorra en los que empecé a experimentar motivado por mi fascinación por Adam Young. Me asombró tanto enterarme de que el tipo ese hacía todos sus discos desde su sótano, con su laptop, que aunque nunca tuve un talento desbordante para la música, me animé a caradurear (y me sigo animando hasta hoy).
  Comencé a hacer estas rebuscadas combinaciones de sonidos tan artificiales con tendencia pop allá por el 2012, cuando estaba en cuarto año de la secundaria. Así es, en lugar de andar boludeando con algún amigo me quedaba en mi casa a ver animé y armar estas pistas musicalmente casi obsoletas. ¿Una mala decisión? Bah...
  Respecto al nombre, es una de esas combinaciones y contracciones lingüísticas a las que tantas veces he recurrido por falta de ingenio, supongo; "Jo" viene de José, mi segundo nombre; "nnad" viene de CLANNAD, un anime que 'marcó mi vida', para ser dramáticos, aunque no tanto quizá; "Owl", por supuesto, viene de Owl City; y "an" viene de Ángelo. Sí, soy un despliegue de creatividad lingüística sin límites.

  1er álbum de Jonnad Owlan
  Título: Jonnad Owlan EP
  Género: Electrónica pedorra
  Canciones: 6
  Duración: 17m15s
  Lanzamiento: (uaaa, ni que hubiese tenido prensa y difusión) algún día del 2012
  Link de descarga: este, acá, por mediafire



  2do álbum (o sí, hay más de uno, para pesar del mundo) de Jonnad Owlan
  Título: Hace tiempo
  Género: (Más) Electrónica pedorra
  Canciones: 4
  Duración: 9m23s
  Lanzamiento: (uaaa, ni que hubiese tenido prensa y difusión, otra vez) algún día del 2012
  Link de descarga: este, por mediafire
http://www.mediafire.com/file/bbbhdlw6nw3b2ms/JO+-+Hace+Tiempo+%5B2012%5D.zip

  3er álbum de Jonnad Owlan
  Título: Entre el cielo y el mar
  Género: Electrónica
  Canciones: 11
  Duración: 27m47s
  Lanzamiento: algún día del 2012
  Link de descarga: acáaaaaaaaaaaaaa!



  4to álbum de Jonnad Owlan
  Título: Hacia algún lugar
  Género: Electrónica pedorra
  Canciones: 11
  Duración: 30m43s
  Lanzamiento: algún mes del año que le siguió al 2012
  Link de descarga: aquí, este que está subrayado


  Y recuerden con cariño las palabras de Jesús, esas de perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
  Muchas gracias por leer y escuchar.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Amor Clasificado Cover

  Hola.
  Cuando era chico se hinchaba bastante las pelotas con Rodrigo. Tenía un primo que se pasaba el día entero cantando sus canciones. A mí nunca me gustó, ni él ni el cuarteto en general, pero supongo que a medida que uno envejece va comprendiendo las cosas, o se va cansando de hacer la contra, o ya todo le da igual, o un poquito de todo, dependiendo el día. Así que ahora no soy un fan, pero me gusta escuchar algunas de sus canciones.
  ¿Viste que tengo la remera al revés? Me di cuenta demasiado tarde, supongo. Suele pasarme bastante seguido.
  Muchas gracias por leer, escuchar y mirar.


miércoles, 16 de noviembre de 2016

El Significado de Tingo

  Hola.
  Hace unos meses tuve una serendipia interesante (¿sería serendipia si no fuera interesante?), una tarde en que no tenía ganas de ir a un evento, pero fui igual. Era una especie de previa para un festival de artes audiovisuales, y una vez que estuve ahí, mis ganas de no estar se intensificaron, así que al cabo de veinte minutos de proyecciones por acá, colores por allá, ruidos molestos por el otro lado, y qué se yo, me regresé a casa. Pero volví por una calle diferente a la que uso normalmente, y me encontré una promoción de tres libros a elección por cien pesos (no sé en qué momento estás leyendo esto, pero mientras lo escribo, cien pesos es el valor de un solo libro, y bastante barato, así que la promo está bien, muy bien). Entre los libros que cacé emocionado está El significado de Tingo. El autor se llama Adam Jacot de Boinod, y no puedo decir mucho más acerca de él que lo que propone su página de wikipedia en inglés: un escritor británico famoso por sus recolecciones de palabras curiosas en cientos de idiomas. Y este libro no es una excepción de eso.
  El significado de Tingo es una colección de palabras y expresiones en diferentes idiomas utilizados a lo largo del mundo geográfico, acompañada de humor (para mi gusto, algo forzado, porque todo el humor y toda la poesía ya los ponen la existencia de cada uno de los vocablos presentados, no hace falta hacerse el simpático al mencionaros) en su exposición. En otras palabras, lo que hace el autor es ir presentándonos las palabras y haciendo alguna broma acerca de ellas. Pero más allá de que sus abundantes y sospechosos chistes causen gracia o no, la verdad es que se trata de un libro muy interesante para personas como yo, que amamos la literatura, la antropología, la diversidad cultural, los idiomas, y en definitiva, los mundos.
  No quiero decir mucho más. El libro es curiosidad tras curiosidad. Aunque a modo de crítica, diré que me da la impresión de que se intentó extender algunas páginas el libro con muestras de simples paralelismos entre idiomas, cuando lo más rico y lo esencial del asunto es enseñar las palabras que no tienen traducción certera en otras lenguas. Pero eso no quita que sea un libro que vale la pena comprar. Sobre todo si está en oferta.
  A continuación, dejo la lista de mis palabras favoritas que encontré en él:

‘A’ama (hawaiano): alguien que habla rápido para ocultarle el significado a una persona sin ocultárselo a otra. [Como diría una adolescente burguesa a la cual desprecian en twitter algunos usuarios: AMÉ el hawaiano]
‘Aa’amo (hawaiano): mujer insaciable.
‘Akihi (hawaiano): marcharse sin rumbo determinado.
‘Alo’alo kiki (hawaiano): esquivar la lluvia con movimientos rápidos.
‘inapoiri (maorí): noche sin luna.
Adjal (indonesio): la hora en que estamos predestinados a morir.
Adminículo (español): Cosa pequeña y simple que sirve de ayuda o complemento de algo, como un imperdible, un palillo de dientes, un broche, etc. [Esta como todas las que están del español no eran curiosidades, sino simples palabras que el autor usó pero que yo no conocía, pueh!]
Aimerpok (inuit): ir de visita esperando ser alimentado.
Allahaismarladik (wagiman de Australia): largarse sin decirle a nadie adónde.
Aloha (hawaiano): hola, adiós, amor, enhorabuena, bienvenido.
Anga-anga (rapa nui): sospecha infundada de que hablan a la espalda de uno.
Anele (Sudáfrica): nombre propio femenino que significa “suficiente” y se suele utilizar para la última hija.
Apoltronarse (español): hacerse perezoso.
Aradupopini (tulu): caminar tomados del brazo o de la mano.
Arou pairi (Islas Gilbert): proceso de saludarse con un roce de narices.
Aware (japonés): sentimiento producido por la belleza efímera.
Awawa (hawaiano): espacio entre los dedos de la mano y del pie.
Backpfeifengesicht (alemán): cara que pide a gritos un guantazo.
Bawusni (farsi): mujer a la que el marido no ama ni visita a menudo.
Carámbano (español): Trozo de hielo largo y acabado en punta que se forma cuando se congela el agua que cae de un lugar alto.
Dame-pipi (francés): señora del lavabo.
Dozvonit’sya (ruso): tocar el timbre o llamar por teléfono a conciencia hasta que atiendan.
Fils à papa (francés): hijo que le deja fáciles las cosas a los padres.
Ghari (hindi): unidad de tiempo equivalente a 24 minutos.
Giomlaireachd (gaélico escocés): costumbre de presentarse a la hora de la comida.
Gorjeo (español): canto de los pájaros.
Grilagem (portugués brasileño): encerrar un grillo en una caja con un documento recién falsificado hasta que, con el trajín y los excrementos, se logra dar la pátina de uso deseada.
Gurfa (árabe): volumen de agua que cabe en el cuenco de la mano
Hakamaroo (pascuence): quedarse con los objetos prestados hasta que el dueño no tiene más remedio que reclamarlos.
Hiza wo majieru (japonés): sostener una conversación íntima (literalmente, entrelazar las rodillas).
Ho’oponopono (hawaiano): resolver un problema hablándolo.
Iktsuarpok (inuit): asomarse a menudo a ver si viene alguien. [Esto me recuerda tanto a estar ansioso por la llegada de una visita deseada. Esos nervios que te hacen ir y venir. Como aparece en El Principito, eso de ser feliz desde las tres si sabés que esa persona va a llegar a las cuatro.]
Imprecación (español): Expresión exclamativa que evidencia el deseo de que a alguien le suceda algo malo.
Inopia (español): “estar en la inopia”, estar distraído o no enterarse de lo que sucede alrededor.
Kahala (árabe): ser un vejestorio prematuro.
Kibitzer (yiddish): alguien que se empeña en aconsejar a quien no se lo pide.
Kikamu (hawaiano): remolineo de peces que no se deciden a morder el anzuelo.
Kilo lani (hawaiano): augur capaz de leer las nubes.
Krawattenmuffel (alemán): reacio a usar corbata.
Kualanapuhi (hawaiano): funcionario que espanta las moscas con un plumero durante el sueño real.
Kudpalu (tulu): mujer que no se ha peinado.
Kula’i wawae (hawaiano): hacer luchas de pies bajo la mesa.
Litost (checo): aflicción producida por la repentina conciencia de la propia desgracia.
Nakkele (tulu):  alguien que lame o rebaña el recipiente en que se ha servido la comida.
Neko-neko (indonesio): alguien que tiene ideas geniales que sólo empeoran las cosas.
Nganthurru (jiwali): pronombre, todos nosotros incluido tú.
Nganthurraju (jiwali): pronombre, todos nosotros menos tú.
Nglayap (indonesio): vagar lejos de casa sin ninguna meta ni destino.
Magrear (español): manosear o sobar al otro de forma lasciva.
Mahj (farsi): hermosura producida por una enfermedad.
Mamihlapinatapei (sur de Chile): mirada común de dos incipientes enamorados que saben lo que ha de hacerse, pero esperan que sea el otro quien tome la iniciativa.
Mata ego (rapa nui): ojos con huella de llanto.
Mavsa (inuit): nieve acumulada por encima de la cabeza y a punto de caer.
Menguyel-uyel (indonesio): abrazar, acariciar y hacerle cosquillas a alguien, en general a un niño, en señal de afecto.
Mingmu (chino): morir sin lamentarlo.
Mirjam (farsi): caballo que desparrama la bosta al andar.
Miryachit (ruso): enfermedad que consiste en imitar involuntariamente la conducta ajena.
Occiso (español): muerto violentamente.
Oho (hausa): ¿y a mí qué me importa?
Ohrwurm (alemán): melodía pegadiza que se le mete a uno en la cabeza y puede llegar a obsesionar a todo un país.
Ostranenia (ruso): proceso artístico mediante el cual las percepciones familiares resultan extrañas.
Pal (hindi): unidad de tiempo equivalente a 24 segundos.
Palique (español): conversación sobre temas poco trascendentes.
Pana po’o (hawaiano): rascarse la cabeza para tratar de recordar algo que se ha olvidado.
Paukikape (griego antiguo): collar que llevaban los esclavos que molían maíz para evitar que se los comieran.
Puangi (maorí): sensación de zozobra que se siente en el vientre cuando un ascensor, avión, columpio, etc., desciende o asciende bruscamente.
Radif (farsi): el que cabalga detrás del jinete en un mismo caballo.
Rujuk (indonesio): volver a casarse con una mujer de la que uno se ha divorciado.
Samir (farsi): alguien que charla a la luz de la luna.
Sankofa (Ghana): nombre propio femenino que significa “hay que volver al pasado para poder avanzar”.
Saruz-ram (farsi): la primera luz que cae sobre el que emprende una vida contemplativa.
Seigneur-terrasse (francés): parroquiano que se pasa la vida en el café sin consumir apenas nada.
Sekaseka (zambio): reír sin motivo.
Shitta (farsi): restos de la noche anterior que se comen al día siguiente.
Shmendrick (yiddish): nulidad introvertida. [No estoy seguro de qué significa exactamente eso, pero supuestamente es un insulto]
Solaz (español): Placer, entretenimiento y descanso de las actividades habituales.
Sortes (latín): buscar señales en un libro escogiendo pasajes al azar. [¡Siempre hago esto!]
Sunasorpok (inuit): comer de los restos ajenos.
Súcubo (español): demonio que bajo la apariencia de mujer mantiene relaciones sexuales con un hombre.
Tegok (malayo): volumen de agua que hay en un sorbo.
Thondrol (dzongkha): purga de pecados mediante la contemplación de una gran imagen religiosa.
Torschlusspanik (alemán): miedo a la mengua de oportunidades que sobreviene con la edad.
Tsuji-yiri (japonés): probar una espada nueva con el primero que pasa.
Tu’utu’u (rapa nui): dar en el blanco con la flecha una y otra vez.
Uek (indonesio): llanto de una criatura al nacer. [Conocemos el llanto recién al nacer. Y a la vez, si no lloramos, nos asfixiamos]
Ulaia (hawaiano): apartarse de la sociedad a causa de un desengaño. [¿Qué puedo decir? Otra vez, AMÉ el hawaiano.]
Umudrovat se (checo): filosofar hasta volverse loco.
Varevare (maorí): ser muy joven y bastante inútil todavía.
Vomitarium (latín): cuarto donde los asistentes a un banquete vacían su estómago para poder seguir comiendo.
Wabi (japonés): detalle fallido que subraya la elegancia de toda una obra de arte.
Wamadat (farsi): intenso bochorno de una noche serena.
Yugen (japonés): conjunción con el universo que dispara sentimientos demasiado profundos para expresarlos con palabras.
Yuputka (ulwa): sensación de que algo nos repta por la piel.

  Y ahora unas breves citas:
"En masai, el nombre de un niño, una mujer o un guerrero muertos no vuelve a pronunciarse jamás; cuando ese nombre es una palabra de uso cotidiano, la familia del occiso la borra de su vocabulario.”
(p19)
“A los todas del sur de la India no les gusta pronunciar su propio nombre y, si se les pregunta, hacen que lo diga otra persona.”
(p19)
“Primero fabricamos máquinas para tener más tiempo libre; ahora las inventamos para que nos ayuden a ocuparlo en algo…”
(p109)
“El médico compasivo hace que la herida se infecte”
[refrán italiano] (p125)
“No empieces demasiado tarde tu vida terrenal ni demasiado pronto tu vida espiritual”
[refrán de Bután] (p139)
“Al que duerme en medio del ruido lo despierta el silencio”
[William D. Howells] (p167)

  ¿Vieron que formal soy, poniendo el número de página?
  Muchas gracias por leer.

martes, 15 de noviembre de 2016

Inversión a futuro

Era el centro de atención en el pueblo. No por alguna virtud propia de su persona, sino por la desoladora e inquietante ausencia de dotes positivos en la dama que siempre lo acompañaba. Simplificando un poco la información, la gente hablaba mucho de él porque tenía una novia fea. Y era fea en todo su esplendor. No se trataba de una nariz que había sido arrancada de un cráneo avícola, o de unas cejas que pudiesen servir de peluquín a un calvo, o de unas orejas que capaces de salvarle la vida si se arrojase desde un avión, o de una cabellera que quitaría sin demasiado esfuerzo los restos de la cena que se pegaron a la olla, o de una frente brotada con la que se podría rallar queso, o una dentadura indecisa que envía algunos incisivos hacia adelante, algunos caninos hacia atrás, y deja a los premolares arreglarse en total anarquía. No, la cuestión no era un rasgo desproporcionado frente a los demás. Los tamaños y las forman parecían estar dentro de los parámetros regulares, pero combinados, simplemente dañaban a la vista. La sola y silenciosa imagen de la chica era una trompada directa a las pupilas. No había con qué darle. Aunque aparentemente sí, y era una especie de sangre fría –o tal vez una distorsión en las percepciones construidas por los sentidos– que él tenía.
¿Él? Un tipo normal. Sus facciones no derramaban belleza, pero con un peinado cuidadoso y alguna prenda oscura que resaltara su tez, podía al menos tener esperanzas de conquistar a alguien incluso un poco más áureo que él. Sin embargo, estaba con ella. Y las personas lo miraban extraño, y cuchicheaban cuando pasaba, y armaban verdaderos debates cuando no estaba presente.
―¿Tendrá cáncer ella, y será su novio por lástima?
―No hace falta que tenga cáncer para tenerle lástima.
―¿No será novio a sueldo?
―Capaz que es gay y como no quiere aceptarlo sale con ella. Si ni forma de chica tiene.
Pero si alguien dejaba de lado todas esas malsanas chismoserías de gente con pocos objetivos en la vida, teniendo el valor para afrontarlo en intimidad y preguntárselo, él siempre respondía lo mismo: “Estoy haciendo una apuesta a futuro”. Esta contestación confesaba que él no tenía desórdenes en sus sistemas sensoriales, veía a su novia tan estéticamente grosera como todos los demás seres humanos, pero a diferencia de ellos, confiaba en las metamorfosis del tiempo. Había leído un informe –con esa palabra mágica, abracadabra, que en español quiere decir ‘comprobado científicamente’– según el cual los adolescentes que eran considerados atractivos, con el tiempo perdían sus virtudes físicas debido a la pereza que les había ocasionado tener una relativa armonía corporal innata; en cambio, aquellos más desfavorecidos por los genes, tendían a incorporar hábitos que remodelaban lo que la naturaleza había hecho así no más, a las apuradas.
Entonces, el que escuchaba su respuesta usualmente consideraba que era un razonamiento bastante boludo, que no había hábitos ni rutinas de ejercicio ni dietas ni alquimistas ni milagros que pudiesen solucionar lo de su novia, pero luego, solos en sus casas, en silencio, cuando se miraban al espejo, o cuando veían la bonita sonrisa de sus respectivas parejas, les entraba el miedito por debajo de la lengua.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Pequeñas Serendipias Literarias

  Hola. 
  Una mañana estaba en la facultad, en la clase de Introducción al Conocimiento Científico. Cuando terminó el primer módulo fui al baño, y mientras hacía lo mío en el mingitorio, vi escrito en la pared con fibrón negro: "Quien tiene magia no necesita trucos". No sólo me gustó la frase, sino que también me gustó encontrarla ahí, donde no me la esperaba, donde generalmente sólo hay escritos algunos nombres propios acompañados de improperios o expresiones políticamente incorrectos y números telefónicos. Me pareció muy interesante cómo esa frase se escabulló en ese lugar, y "azarosamente" (entre comillas porque, al estar en un espacio público, tarde o temprano alguien la leería) me encontré con ella. Entonces, como buen plagiador de ideas que soy, pensé en que yo también quería hacer eso, quería escabullir frases y breves poemas por la ciudad, para que las personas se encontraran con ellos de casualidad y pudieran dedicarle un instante a la literatura y, sobre todo, a sus propios pensamientos (por si aún no lo estaban haciendo), porque la literatura, aunque tenga forma de palabras ajenas, siempre es imaginación y sentimientos propios. Y es que parar el mundo aunque sea unos segunditos al día no está mal. Le comenté la idea a una amiga, y ella se prendió, se copó, se enganchó (o el término coloquial que más les guste), y empezamos a caminar por las calles pegando papelitos con frases en carteles, sémaforos, paredes, puertas, basureros, vidrieras, donde sea. Las frases las elegimos a partir de nuestro gusto personal, claro está, pero varían en estilos, sin discriminar si se trata de filosofía alemana o frases motivacionales de tumblr. Todo lo que guste entra. Y siempre dándole un espacio especial a autores locales (incluyéndonos a nosotros mismos; muajajajaja). La primera vez lo hicimos como "Poesía Escabullida" en mayo de este año (2016), y desde ahora (octubre) lo hacemos como "Pequeñas Serendipias Literarias".
  Esta es una breve escripción del proyecto que escribí incluso antes de la primera repartija de frases allá en mayo:

 "Escabullir, verbo proveniente del latin vulgar 'excapulare', que hace referencia a la acción de librar de un lazo algo que se había capturado. Ahí están esos lazos, con forma de libros rodeados por el polvo de una estantería, o con el código binario de un blog perdido en la nube del Internet, o con el olor a tinta que impregna las hojas del cuaderno de un adolescente que tiene mucho más para decir que para temer pero opta por temer. Ahí están esos lazos, asfixiando palabras que necesitan tanta lectura como nosotros las personas necesitamos oxígeno. Y se oscurecen, y se oscurecen, y se oscurecen, y se entristecen, y desaparecen, pero con opción de reaparecer. Y cuando deciden reaparer, reaparecen en cualquier lado, como la pared de un baño, el semáforo de una esquina, el banco de una plaza, la puerta de una casa, porque ya no tienen ese lazo que les dice a dónde ir, que les dice que no vayan a ninguna parte. Eso es 'Poesía Escabullida', es tomar la opción de reaparecer, y de hacerlo en cualquier, sitio, para cualquier persona."
   
  Páginas de Pequeñas Serendipias Literarias:
  Facebook
  Twitter

  Muchas gracias por leer.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Cómo te extraño mi amor

  Hola.
  No tengo mucho que decir acerca de esta canción. Conozco a Leo Dan gracias a la colección de música "vieja" (y va entre comillas porque a veces se usa ese término con cierto tinte despectivo, o al menos menospreciativo, como si fuera que una canción es menos escuchable que otra porque fue lanzada al público hace 40 años. Es cierto que el tiempo va disolviendo las cosas, pero también las mejora) de mi papá, y debo decir que sus canciones me parecen muy simpáticas. Aguante Santiago del Estero loco.

  Y venga a nosotros la intertextualidad y el dialogismo de cada día:
  -Versión original de la canción: https://www.youtube.com/watch?v=UL5UZ...
  -Cover hecho por Café Tacuba (debo reconocer que incluso conociendo a Leo Dan, antes creía que la canción era de esta banda): https://www.youtube.com/watch?v=M4Eaq...

  Muchas gracias por leer y escuchar.

martes, 1 de noviembre de 2016

Objetual

  Hola.
  Después de más de un mes de inactividad, le regreso algo de vida al blog. Quiero compartir acá otro blog que realicé como tarea para una cátedra de la facultad, llamada Seminario-Taller de Arte Objetual. La consigna era armar una especie de simulación de página web de artista; teníamos que incluir una biografía, un statement o declaración de intenciones, las obras (o el registro digital de las mismas) realizadas, y referentes artísticos que tuviéramos para realizar nuestro trabajo, ya sea a nivel temático o estético.
  En el blog está la información de la temática que trabajé, así que no me voy a detener a dar detalles de esa índole acá. Simplemente voy a dejar el link: http://angelopbertoldiobjetual.blogspot.com.ar/
  Como la experiencia me pareció divertida, voy a seguir actualizando esa seudo-página con más trabajos y textos. El cuatrimestre no me alcanzó para concretar todas las ideas que tenía en mente. Y seguro irán cayendo más con el tiempo.
  Muchas gracias por leer.